Paccheri

Pasta de sémola de trigo duro
100 % italiano S1 Riserva

Ingredientes: sémola de trigo duro, agua.
País de cultivo del trigo: Italia.
País de molido: Italia.

Cocción:
18 min.

Proteínas:
14 gr.

Castel Nuovo - Nápoles

El Castel Nuovo, también conocido como Maschio Angioino («torreón de los Anjou»), es un grandioso palacio y fortaleza, construido por encargo de Carlos I de Anjou. Las obras empezaron en 1279. Con la llegada de la dinastía aragonesa en 1443, el castillo se renovó completamente. Se añadieron las cinco imponentes torres circulares y el arco triunfal de la entrada. El arco se lo debemos a la maestría del escultor napolitano Francesco Laurana y a muchos otros artistas. No se terminó hasta 1479. Entre mediados del siglo XVI y el siglo XVIII, las monarquías hispánicas se emplearon a fondo en intentar borrar el recuerdo de los Anjou y de la Corona de Aragón. Una de sus intervenciones más lamentables fue el borrado de cuatro frescos de Giotto. El castillo se recuperó ya en la época de Carlos de Borbón, pero no se redescubrió como monumento hasta el siglo XX.

© Foto Scala, Florencia

Prueba nuestros
Paccheri con...

«El arte hace tangible la materia de la que están hechos los sueños».

Paccheri

Pasta de sémola de trigo duro
100 % italiano S1 Riserva

Ingredientes: sémola de trigo duro, agua.
País de cultivo del trigo: Italia.
País de molido: Italia.

Cocción:
18 min.

Proteínas:
14 gr.

Castel Nuovo - Nápoles

El Castel Nuovo, también conocido como Maschio Angioino («torreón de los Anjou»), es un grandioso palacio y fortaleza, construido por encargo de Carlos I de Anjou. Las obras empezaron en 1279. Con la llegada de la dinastía aragonesa en 1443, el castillo se renovó completamente. Se añadieron las cinco imponentes torres circulares y el arco triunfal de la entrada. El arco se lo debemos a la maestría del escultor napolitano Francesco Laurana y a muchos otros artistas. No se terminó hasta 1479. Entre mediados del siglo XVI y el siglo XVIII, las monarquías hispánicas se emplearon a fondo en intentar borrar el recuerdo de los Anjou y de la Corona de Aragón. Una de sus intervenciones más lamentables fue el borrado de cuatro frescos de Giotto. El castillo se recuperó ya en la época de Carlos de Borbón, pero no se redescubrió como monumento hasta el siglo XX.

Prueba nuestros
Paccheri con...

© Foto Scala, Florencia

«El arte hace tangible la materia de la que están hechos los sueños».